Seguinos en

Internacionales

Enfrentamientos entre la Policía y “chalecos amarillos” en París

Publicado hace

Fecha:

A pesar de las fuertes medidas de seguridad establecidas por el gobierno de Emmanuel Macron, que detuvo a 88 personas durante la mañana, se vive una nueva jornada de violencia en la capital francesa.

Cientos de militantes anticapitalistas conocidos como “black blocs”, mezclados en medio de un cortejo de “chalecos amarillos”, se enfrentan a las fuerzas de seguridad en París. Los disturbios comenzaron minutos antes de que empezara oficialmente la manifestación por el 1 de mayo.

En un ambiente tenso, policías recurrieron a granadas de dispersión sting y lacrimógenas contra los alborotadores en el sur de la capital francesa. Algunos manifestantes les respondían lanzándoles proyectiles. Al menos un civil resultó herido en la cabeza, según constató la agencia AFP.

Las tradicionales marchas del 1 de mayo en París son habitualmente pacíficas y dedicadas a reivindicaciones salariales, pero la tensión creciente por la sucesión de protestas violentas lideradas por los “chalecos amarillos” llevó al gobierno a tomar fuertes medidas de seguridad.

Más de 7.400 policías y gendarmes fueron desplegados en la capital francesa para las manifestaciones. Las autoridades esperaban la presencia de “1.000 a 2.000 activistas radicales”, según el ministro del Interior, Christophe Castaner.

Desde la madrugada, una veintena de policías comenzaron a registrar bolsos de forma aleatoria en los accesos de la estación de Saint-Lazare, en el centro de París. Hasta las 11.15 locales (9.15 GMT), se habían producido 3.700 controles de identidad en toda la ciudad dentro de esa misma estrategia.

Un total de 165 personas fueron detenidas antes de los altercados. Llevaban todo tipo de artefactos incendiarios, objetos que podrían utilizarse como armas u otros instrumentos o prendas para ocultar su propia identidad. Pero las medidas de prevención no lograron evitar los incidentes.

El presidente Emmanuel Macron reclamó el martes que la respuesta a estos “black blocs” —militantes anticapitalistas y antifascistas vestidos de negro y con la cara cubierta— sea “extremadamente firme” en caso de violencia, tras los llamados en las redes sociales a transformar París en la “capital de los disturbios”.

El año pasado, 1.200 militantes radicales empañaron la manifestación parisina con violentos altercados: comercios vandalizados o incendiados, vehículos quemados. “No se tiene que dramatizar, es una cuestión de vigilancia (…) Mañana (para el miércoles), hay un riesgo”, señaló Castaner en una rueda de prensa.

Aunque están previstas manifestaciones en toda Francia, la atención se centra en la capital, a menudo escenario de espectaculares incidentes desde el inicio de las protestas de los “chalecos amarillos”. A lo largo de los meses, el movimiento ha ido perdiendo fuelle al tiempo que se ha ido radicalizando, con altercados violentos al margen de las manifestaciones.

Atrapados entre los “blacks blocs” y los “chalecos amarillos”, los sindicatos esperan recuperar visibilidad, a través de varios mítines y una gran movilización de Montparnasse a la plaza de Italia, en el sur de la capital.

“El 1 de mayo tiene que agrupar a todos los que se manifiestan desde hace meses y meses (…) para decir que se tiene que cambiar la política social”, dijo Philippe Martinez, secretario general de la CGT, uno de los principales sindicatos franceses.

El cortejo pasará delante del famoso restaurante de la Rotonde, un “símbolo” del poder desde que Emmanuel Macron celebró en él su paso a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales en 2017. Sus dueños admitieron el martes estar algo nerviosos, teniendo en cuenta como terminó el célebre Fouquet’s de los Campos Elíseos, saqueado y quemado, el 16 de marzo durante una manifestación de los “chalecos amarillos”.

“No tenemos miedo de los cortejos sindicales sino de los ‘chalecos amarillos’ y los ‘blacks blocs'”, explicó Serge Tafanel, cuyo restaurante permanecerá cerrado por pedido de la policía, como todos los comercios situados en el recorrido de la marcha.

En total, 190 motos circulan cerca de las manifestaciones para permitir a las fuerzas de seguridad desplazarse rápidamente. También se utilizan drones para vigilar el cortejo, precisó el ministro del Interior.

Fuente: Infobae

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Internacionales

Bolsonaro invitó al nuevo mandatario argentino a Brasil

Publicado hace

Fecha:

Editor:

El presidente Jair Bolsonaro invitó anoche a su par argentino, Alberto Fernández, a visitar Brasil, en uno de los gestos para bajar la tensión entre ambos dirigentes que se había generado durante la campaña electoral.

“Estoy a disposición si él quiere visitarnos. Está invitado, será motivo de satisfacción”, dijo el presidente de Brasil.

Para Bolsonaro fue “excelente” la mención que Fernández hizo de su alianza con Brasil más allá de las diferencias entre gobernantes durante su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa.

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Continuar leyendo

Internacionales

Avión militar chileno desapareció rumbo a la Antártida

Publicado hace

Fecha:

Editor:

La Fuerza Aérea de Chile informó en la noche del lunes que perdió contacto con un avión C130 Hércules que despegó durante la tarde de Punta Arenas y que se dirigía a la Antártida y ya comenzó el operativo de búsqueda y salvamento. La aeronave salió del continente a las 16.55 y a las 18.13 se cortó toda comunicación.

A bordo iban 38 personas, de las cuales 17 eran tripulantes y 21 pasajeros. El destino final era la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei Montalva. Ahí, el equipo iba a revisar un oleoducto flotante de abastecimiento de combustible y realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones en la zona.

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Continuar leyendo

Internacionales

Masiva marcha en Hong Kong marca los 6 meses de protestas

Publicado hace

Fecha:

Editor:

Cientos de miles de activistas salieron a las calles de la ciudad para participar de la llamada “Marcha por el Día de los Derechos Humanos”, en la que se prevé ofrecer a las autoridades una “última oportunidad” para responder a sus reivindicaciones.

Una enorme multitud tomó las calles de Hong Kong el domingo, en una manifestación que parecía una prueba para el aguante del movimiento contra el gobierno, que celebraba medio año de protestas.

Coreando “Luchen por la libertad” y “De pie con Hong Kong”, el mar de manifestantes avanzó por el distrito comercial de Causeway Bay. La marcha se detenía en ocasiones, con cientos de miles de personas abarrotando calles estrechas y mientras sus gritos de “Revolución en nuestros días” resonaban entre los rascacielos.

“Es la última oportunidad que el pueblo le da a Lam”, declaró el viernes ante los periodistas Jimmy Sham, uno de los responsables del CHRF, movimiento que organizó las grandes protestas de junio y julio.

Muchos alzaban la mano con los cinco dedos extendidos en alusión a sus cinco exigencias, que incluyen elecciones democráticas a la cámara legislativa y al jefe de gobierno local.

“Uno de nuestros problemas es que el gobierno no fue elegido por nosotros, de modo que no tienen que responder a nuestras demandas”, explicó Kelly Ma, señalando que las manifestaciones se habían convertido en una parte habitual de su vida.

“Aún tenemos que pelear por ello”, dijo su hermana, Priscilla Ma. “No debemos rendirnos. De verdad necesitamos que sepan lo que pensamos”.

La alta participación recordó a las marchas de los dos primeros meses de protestas, que atrajeron a cientos de miles de personas, y cerca de un millón según los organizadores. La policía prohibió las marchas masivas cuando empezaron a tornarse violentas, pero cedió y autorizó la manifestación del domingo tras unas pocas semanas de calma relativa.

“Hay 800.000 personas participando en la protesta”, dijo Eric Lai, del Frente cívico para los derechos humanos, el domingo al anochecer, cuando aún había miles de manifestantes en las calles. La policía de Hong Kong aún no ha suministrado sus cifras de participación.

Un gran número de policías con equipo antimotines se desplegaron a lo largo de la ruta. La policía había anunciado antes el domingo la detención de 11 personas y la incautación de varias armas, incluida una de fuego con más de 100 balas. Según la policía, los detenidos planeaban utilizar las armas durante la protesta para culpar a la policía, que ha sido acusada de abuso de la fuerza contra los manifestantes.

El organizador de la marcha Eric Lai pidió a la policía moderación y que no se emplearan gases lacrimógenos. Las autoridades, que han empleado gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma en manifestaciones previas, dijeron que la fuerza ha sido necesaria para dispersar a los manifestantes que cortaban calles, atacaban tiendas y les lanzaban bombas incendiarias.

La marcha fue convocada por el Frente Civil de los Derechos Humanos, un grupo que ha organizado algunas de las marchas más importantes desde que cientos de miles de personas se congregaron el 9 de junio para oponerse a una propuesta ya retirada del gobierno que habría permitido enviar a la China continental a sospechosos de delitos para juzgarlos en tribunales controlados por el gobernante Partido Comunista. Desde esa fecha, unas 6.000 personas han sido detenidas y cientos resultaron heridas, según la policía.

Pero nada hacía presagiar un cambio de actitud en la jefa del gobierno local. Desde las elecciones, Carrie Lam, cuya tasa de apoyo entre la población está en niveles históricamente bajos, no ha hecho ninguna concesión al bando prodemocracia. La reputación de la policía también se vio fuertemente dañada

El movimiento ha evolucionado para convertirse en un desafío sostenido al gobierno del territorio semiautónomo chino y a los líderes comunistas en Beijing. Sus reclamaciones también incluyen una investigación sobre lo que los manifestantes describen como brutalidad policial en su contra.

“Están fuera de control”, dijo Ernest Yau, consultor de 28 años. “Entendemos a nuestro enemigo común. Entendemos que estar unidos para luchar contra China, para luchar contra un gobierno que no escucha a su pueblo”.

Un miembro del Partido Comunista que se reunió el sábado en Beijing con el nuevo comisario de policía hongkonés indicó que China respaldaría a Hong Kong si impone la ley de forma estricta y sus “esfuerzos para restaurar el orden social”, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Fuente: Infobae

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?

Continuar leyendo

Las más leídas