Jair Bolsonaro salió de la unidad de cuidados intensivos

El líder de las encuestas para la primera vuelta del 7 de octubre inició una “dieta leve sin presentar náuseas ni vómitos”, indicó el equipo médico que lo trata. En tanto, su agresor reiteró haber actuado por motivos “políticos” y “religiosos” y por sentirse “literalmente amenazado” por los discursos del candidato.

El candidato a la presidencia brasileña Jair Bolsonaro, apuñalado en el estómago el jueves, abandonó este martes la unidad de terapia intensiva del Hospital Israelita Albert Einstein, donde el político de ultraderecha está internado desde el viernes.

Bolsonaro, de 63 años, “recibió el alta de la unidad de terapia intensiva pasando ahora para una unidad de cuidados semi-intensivos”, relató el boletín del centro médico en Sao Paulo.

El líder de las encuestas para la primera vuelta del 7 de octubre pasó por una colostomía tras ser apuñalado la semana pasada en Juiz de Fora, localidad de Minas Gerais, y requerirá una nueva cirugía para reconstruir el tránsito intestinal, según partes médicos previos.

Bolsonaro habló a través de Twitter. “No son pocas las veces que creemos que es el fin. Nadie está inmune a eso, pero todos podemos remontar y seguir adelante”, escribió. “No dejemos que nos digan que es imposible vencer sin trampas, sin vender el alma. Esto puede lograrse a partir de cada uno de nosotros. ¡Buenas noches a todos!”.

El ex capitán del Ejército fue apuñalado durante un acto de campaña. El agresor, Adélio Bispo de Oliveira, un ex militante del partido de izquierda Psol, fue detenido de inmediato.

En una audiencia judicial un día después del ataque, Oliveira dijo haber actuado por motivos “políticos” y “religiosos”.

“Yo, como millones de personas, por los discursos de la persona referida [Bolsonaro] me siento literalmente amenazado”, afirma Oliveira, vistiendo una camiseta anaranjada, según un video divulgados este martes en la televisión.

Bolsonaro suele levantar polémicas con propuestas para flexibilizar el porte de armas, con comentarios homofóbicos o en defensa de la dictadura militar, destinados a ganar a un electorado ultraconservador.

El Supremo Tribunal Federal (STF) rechazó este martes una denuncia por racismo formulada por la fiscalía contra el candidato, fundamentada en un discurso público donde Bolsonaro emitió comentarios ofensivos contra mujeres, indígenas, negros y refugiados.

“A pesar de la grosería, del error, de la vulgaridad, del desconocimiento de las expresiones, no me parece que la conducta del denunciado haya extrapolado los límites de su libertad de expresión” como diputado, consideró el juez de la máxima corte que desempató la votación a favor de Bolsonaro, por 3-2.

Sobre Bolsonaro pesan otras dos acciones penales en la corte suprema, por apología de la violación.

Para los analistas, todavía no está claro cuál será el impacto del atentado contra Bolsonaro en su desempeño electoral.

Infobae

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?