Al menos 11 muertos en un tiroteo en California durante una fiesta universitaria

Al menos 11 personas han muerto y varias han resultado heridas a causa de un tiroteo perpetrado el miércoles por la noche en un bar de Thousand Oaks, una localidad californiana cercana a Los Ángeles, donde se estaba celebrando una fiesta universitaria. El principal sospechoso habría muerto dentro del lugar, según fuentes policiales.

Entre los 11 muertos figura un agente de policía que formó parte del primer equipo enviado a la zona y que, junto a sus compañeros, “intentó neutralizar la amenaza”, en palabras del responsable de la Policía del condado de Ventura, Garo Kuredjian. El número de heridos aún no ha sido confirmado.

Según testigos citados por la filial local de NBC, un hombre armado con una pistola semiautomática y vestido de negro irrumpió en el local y realizó en torno a una veintena de disparos de forma indiscriminada. “Le vi entrar y comenzó a disparar”, ha explicado Mitchell Hunter, de 19 años, que ha descrito al tirador como un hombre de piel clara y pelo oscuro.

La Policía ha cifrado en varios cientos el número de personas que se encontraban en el interior de la discoteca cuando comenzó el tiroteo.

Lanzó bombas de humo antes de disparar

Según el testimonio de varias personas, el tirador lanzó bombas de humo antes de comenzar a disparar. “Estaba en la puerta principal y estaba hablando con mi padrastro. Entonces escuché fuertes estallidos. Pop, pop, pop. Probablemente eran tres o cuatro, me caí al suelo. Miré hacia arriba y vi al guardia de seguridad muerto. Bueno, no quiero decir que estaba muerto, pero le dispararon”, ha dicho John Hedge a la ABC. “El autor de los disparos lanzaba granadas de humo por todos sitios. Salí corriendo por la puerta principal”, ha añadido Hedge.

Las fuerzas de seguridad han pedido a los ciudadanos que eviten la zona.

Fuente: El Economista

¿Cuál es tu opinión respecto a esto?